Piriapolis–Pta. del Este – Uruguay I

Jueves, 2 Octubre, 2014

Por fin salimos de Montevideo en dirección al Este. Es nuestro bautizo por las carreteras Uruguayas porque hasta ahora solo hemos andado por vías urbanas de Montevideo y alrededores.

Rumbo a Piriapolis

Llegamos a Piriapolis sin contratiempos aunque la mitad de la ruta que hemos recorrido es de 60 Kms./hora y ya empezamos a odiar las "lomadas" que abundan por estas carreteras y que se avisan con un cartel que está casi, casi, sobre el mismo lomo y como no vayas al loro te lo comes con patatas dando un bote monumental.

Entrando en la Rambla de Piriapolis

Inicialmente pasamos la rambla de Piriapolis, que por cierto está en obras, y nos vamos a la zona del puerto y allí aparcamos cerca de la garita de la entrada. Allá cerca está la caseta de la telesilla que te sube al cerro pero ahora está cerrada. Paseamos de vuelta por la rambla hasta el centro del pueblo y aunque se ve que es un paseo precioso, no lo podemos disfrutar mucho porque está toda en obras y no se puede ir por el mismo borde de la playa.

Aparcados en la zona del puerto

Preguntamos en el parking del Hotel Argentino a ver si nos dejan pasar allí la noche pero nos dicen que no así que damos unas vueltas por pueblo y encontramos un parking de tierra con muy buena pinta cerca de un skatepark y detrás de un edificio que parece el ayuntamiento o algún edificio municipal.

Costanera de Piriapolis en obras en Sept. 2014

Hablo con un par de policías que andan por allá y me dicen que no hay problema en pasar allí la noche, así que tomamos nota porque me parece un buen sitio para dormir. 

Esperando para comprar mi primera torta frita

De vuelta hacia la autoca, encontramos un puesto ambulante de tortas fritas y me apetece probar una. Es una especie de buñuelo grande parecido a los "Langos" que comimos en Hungría. Muy bueno y a Unai también le gusta mucho.

Andando desde el puerto hasta el centro de Piriapolis

Después de sentarnos a tomar un delicioso cafecito/heladito en la cafetería Faro de la Rambla, cogemos la autoca y nos mudamos a nuestra nueva ubicación para cenar y dormir. Mientras Elena prepara la cena, los pekes y yo hacemos un poco de hambre con una sesión deportiva combinando un poco de futbol en un campo de hierba cercano y un rato de patinete en el skatepark que tenemos al lado. ¡Un día realmente completo!

Aparcados para pasar la noche en Piriapolis

Al día siguiente hacemos clase y me voy de paseo por el pueblo a buscar un supermercado. A la primera señora que pregunto me indica donde hay uno bastante grande y hago algo de compra. De camino me pilla de paso el puesto de tortas y me como otra. ¡¡¡Mmmm, que buena!!!

También aprovecho para comprar una tarjeta de datos de Antel para que Elena también tenga cobertura de datos en su móvil. (El SIM cuesta 48 pesos (1,6€) y 100 pesos (3,5€) cada 384Mb.)

Llegando a Punta del Este

Después de las clases, hacemos otro rato de Skatepark antes de comer y después salimos ya para casa de Daniel y María Jesús en Maldonado, cerca de Punta del Este. Son una pareja que hemos conocido por Internet y que nos han invitado a visitarles y compartir un par de días aprovechando el fin de semana.

Corriendo por las playas de Punta del Este

Nos están esperando y después de las presentaciones y de un rato de charla, nos llevan a hacer un tour rápido por la ciudad y alrededores para hacernos una idea de lo que hay para ver. A la noche nos invitan a cenar en su casa. Una delicia.

Leones marinos en el puerto de Punta del EstePasamos una noche muy tranquila aparcados frente a su casa y al día siguiente, vamos al puerto a ver a los leones marinos que se han quedado a vivir allí y a sacar unas fotos en la famosa mano de playa mansa.

Escultura de la mano en Playa Mansa, en Punta del Este

Disfrutamos de nuestro primer asadito Uruguayo y después de comer dejamos descansar un poco a nuestros anfitriones y nos vamos por nuestra cuenta a un parque que hemos visto al venir para que los pekes puedan jugar en la calle que con tanta comida-charla se están aburriendo un poco. Un rato de skate y un poco de futbol solucionan el problema.

Haciendo un poco de Skate-Park

Ese día es el día del patrimonio en todo Uruguay y se pueden visitar sitios en los que normalmente no se puede entrar y aprovechamos lo que nos queda de tarde para visitar una base de helicópteros de rescate y volver a casa pitando porque se ha puesto bastante desagradable. Al final cerramos el día con una fantástica velada en compañía de Daniel y María Jesús hablando de viajes y sueños.

Puente montaña rusa saliendo de Punta del Este. Aceleramos un poco y los pekes los disfrutaron de verdad

Al día siguiente es domingo 5 de octubre y cambia la hora en Uruguay. Hay que adelantar 1 hora. Nos levantamos tarde. Ayer nos presentaron a la señora Ángela, una vecina de Daniel y Maria Jesus a la que comentamos que nos encantaron las tortas fritas y está mañana nos ha preparado una bandeja.

Nuestros anfitriones hicieron muy buenas migas con LaikaAprovechamos para invitar a desayunar en la autoca a Daniel y a María Jesús y nos liamos a hablar de viajes y nos vuelven a dan las tantas. Creo que podríamos estar hablando varios días pero tenemos que ponernos en marcha. Nos despedimos con pena en el corazón y nos llevamos el cariño de esta gran pareja y también una enorme empanada de jamón y queso que nos ha hecho María Jesús y que nos va a dar de comer durante un par de días, por lo menos.

¡¡¡Gracias por todo!!!

Ver album de fotos completo

Hosted by DUOK Informática, S.L.

Sígue nuestro dia a dia en Facebook

www.facebook.com/cuatroporelmundo 

Si nuestro proyecto te gusta, te ayuda o simplemente te hace disfrutar un rato compartiendo nuestro sueño, puedes ayudarnos comprando unos kilometros que nos ayuden a seguir adelante.

¡Gracias en cualquier caso por estar ahí!

  
 

  

  
 

  

  
 

  

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.