Añadir nuevo comentario

Seguimos por Italia (Grado)

Jueves, 31 Octubre, 2013

Salimos de Venecia después de reponer la despensa en un Lidl cercano al camping y ponemos rumbo a Grado a donde llegamos después de hora y media habiendo hecho casi la mitad del trayecto a 60 por una autopista en obras.

Area en Grado

Habíamos elegido Grado como parada intermedia antes de Trieste simplemente porque en la información consultada por Internet de áreas en Italia (http://www.campingcar-infos.com), tenía un área de Autocaravanas que parecía que estaba bien y nos pillaba más o menos de paso.

Llegamos al área sin problemas y vemos que hay algunas autocas más y aunque hay carteles que indican el precio (12€/día), no hay ningún tipo de barrera que controle la entrada o salida y la máquina de pagar parece desconectada.

Paseo nocturno

Entramos y preguntamos a unos caravanistas y nos dicen que ellos tampoco tienen muy claro si hay que pagar o no. Justo al otro lado de la carretera hay un parking que permite aparcar autocaravanas fuera de temporada y es gratis, así que vamos para allá por si acaso por que pagar por pagar es tontería y en cualquier caso podemos venir al área para vaciar las aguas o llenar los depósitos.

La única ventaja en este caso de área es que te puedes enchufar pero en nuestro caso, mientras hace sol, nos vamos arreglando con las placas solares excepto los días que está muy nublado, que casi no cargamos y tenemos que andar con cuidado.

En la cafeteria

Como nos suele pasar los días de viaje, entre “ponte bien y estate quieto”, se nos echa la tarde encima y para cuando salimos a dar un paseo casi es de noche (que por aquí en estas fechas son las 17:00 más o menos). De todas formas vamos y el pueblo se ve bastante tranquilo con casi todo cerrado.

Al final encontramos una cafetería y entramos a tomar algo. Hoy es Hallowen y mientras estamos dentro, aparecen 7 u 8 cuadrillas de chavales disfrazados pidiendo su ración de chucherías que el encargado de la cafetería tiene ya preparado. Parece una costumbre bastante arraigada ya por aquí.

Un Barsa-Madrid en el Parking

En todo el recorrido por el norte de Italia, nos estamos encontrando bastantes mosquitos en todos los lados a los que vamos. Igual es que al estar en la autoca te das más cuenta pero mi sensación es que por donde estamos pasando nosotros hay muchos más de los que estamos habituados y se ve que somos un bocado exótico. De hecho, varias veces nos ha pasado que miramos a uno de los pekes o entre nosotros y un mosquito nos está picando en plena cara y ni nos estamos dando cuenta. ¡Son unos profesionales y andamos bastante al loro con el tema!

A la mañana siguiente cojo la bici y me doy una vuelta por el pueblo mientras Elena hace clase con los pekes y descubro que es un sitio precioso, L'isola d'oro (la isla de oro) la llaman aquí y con razón porque es muy bonita. Resulta que Grado es una isla unida a tierra únicamente por una carretera y tiene de todo lo que nos gusta.

Partidillo en la playa

Una playa enorme con un paseo marítimo también enorme y con varios parques infantiles a lo largo del mismo, buenos servicios y un centro histórico muy bien conservado. Me lo recorro todo y vuelvo a la autoca con el culo dolorido de tanto tiempo sobre la bici. Tengo que practicar más... 

Después de contarles mi excursión mañanera, volvemos los cuatro después de comer y disfrutamos de una tarde de juegos en la playa, parque y cafecito con un atardecer precioso. Nos gusta tanto que decidimos quedarnos un día más aunque para mañana dan peor tiempo.

Atardecer en Grado

Por la noche llueve bastante y amanece bastante gris. Aprovechamos para hacer una clase larga y yo aprovecho un rato sin lluvia para recorrer con la bici las cercanías del área que no había recorrido el día anterior y descubro que tenemos la playa muy cerca y un SPAR para hacer la compra justo al otro lado de la carretera.

Mi idea es ir los cuatro otra vez si el tiempo mejora pero no nos da tregua y al final pasamos el resto del día en la autoca haciendo cosas y sin salir. Una pena porque Grado nos ha encantado. ¡Quién sabe si algún día volveremos!

 

Hosted by DUOK Informática, S.L.

Uploaded with GOODSPEED Solution

Stay connected where ever you go

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.